Gabriel Valverde sitio oficial

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                               fotografía publicada en la revista DODO

     
todos lo derechos reservados  Copyright ©  Gabriel Valverde    -    gabrielvalverde@gabrielvalverde.com.ar       
    
GABRIEL VALVERDE  
INICIO   I   CONTACTO   I   INGLES   I   ENLACES   I   WEBMAIL

discografíasobraspublicaiones

DIVERDI, Música, España, 2002.

Por Javier Palacio

El argentino Gabriel Valverde (1957) es un artífice de dispositivos musicales, de meca-nismos expansivos del sonido por el espacio. Y en su avance el material sonoro va enriqueciéndose con texturas, trazos, relieves, rugosidades, hasta alcanzar un grado de interés y complejidad -en ocasiones también de sensualidad- altamente elevado. Todo ello, por supuesto, está en relación directa con una honda reflexíon sobre el tiempo y el fenómeno musical, sobre la disposición de estructuras altamente flexibles y fugaces -caracterizadas antes por la opacidad que por la transparencia- en planos temporales progresivamente cargados de sentido: esto es lo que por ejemplo sucede en Espacios inasibles, una pieza repleta de acontecimientos tímbricos, de apariciones y desapariciones de la masa orquestal. Tanto en la construcción de sus composiciones orquestales como en sus piezas más intimistas aparece implicado ese Santo Grial de la música contemporánea, el silencio, pero un silencio en el que palpita la máxima expresividad; de este modo podría afirmarse que El silencio ya no es el silencio, título de una obra para arpa en la que las vibraciones de las cuerdas van conformando delicados engarces con lo inaudible y lo imperceptible, con el vacío.
Luminar, completo monográfico sobre Valverde, nos ofrece también una muestra de sus episodios electroacústicos: la sugestiva Terra Incognita, para trío de cuerdas y cinta, escenifica en cierta manera el encuentro de ambos mundos, el acústico y el electrónico, jugando a tantearse, a oponerse, a colaborar, surgiendo así un ámbito nuevo, enigmático, de sonoridades frágiles y desmaterializadas. Algo similar a lo que intenta una pieza como 5000 Voces, para mezzo, coro y conjunto de cámara, pero en este caso enfrentando los instrumentos al canto humano, que ve privilegiada su capacidad para dibujar motivos abstractos al margen de toda voluntad de significar, de semantizar.

volver a criticas